La nomofobia

La nomofobia

La nomofobia

 

La nomofobia ha sido llamada «la enfermedad del siglo XXI», aunque no ha sido categorizada por la medicina como una enfermedad real. ¿Podría la nomofobia ser un problema en tu vida?

 

¿Te ha sucedido que al salir de casa te das cuenta de que no te has llevado tu Smartphone, y tienes que regresar a buscarlo? ¿Sientes una angustia incontrolable si te quedas sin batería estando en la calle? ¿Eres esa detestable persona con la pantalla de su teléfono móvil encendida durante una película en el cine? Posiblemente padezcas de nomofobia.

 

La nomofobia, término proveniente de la expresión inglesa ‘no-mobile-phone-phobia’, es el miedo irracional a no tener teléfono móvil, generando una profunda sensación de incomunicación que está directamente relacionada con la adicción a la información que caracteriza la era moderna. La posibilidad omnipresente de estar informados de todo cuanto ocurre de manera simultánea puede generar ansiedad de saber que, en todo momento, estamos perdiéndonos de algo: por más que tengamos el mundo entero en la punta de los dedos, no es posible atraparlo todo al mismo tiempo.

 

El estudio ‘The World Unplugged’ del International Center for Media and Public Affairs, en el cual se pidió a 1.000 estudiantes de diez países distintos que se desconectaran por 24 horas de cualquier dispositivo electrónico o medio de comunicación, dio como resultado una serie de síntomas, desde depresión hasta la sensación de amputación, soledad y aburrimiento. Por otra parte, un estudio sobre la nomofobia hecho en el Reino Unido señaló que la separación del móvil en personas aquejadas de nomofobia podía causar síntomas como ansiedad, taquicardia, pensamientos obsesivos, y dolor de cabeza y estómago.

 

¿Cuáles son las causas de la nomofobia?

Entre las causas de la nomofobia se encuentran una baja autoestima (reflejada en la necesidad de estar en contacto constante con otras personas y la consiguiente fobia a la soledad o al aislamiento), un perfeccionismo excesivo (reflejado en la ansiedad de pensar que hay algo que deberías estar haciendo y no lo estás haciendo), y más comúnmente, el llamado FOMO (por las siglas en inglés de fear of missing out, el miedo de estar perdiéndote de algo). El «FOMO» es una forma de ansiedad social causada por la preocupación constante de perderse una oportunidad, y está asociado con tecnologías modernas y con redes sociales como Facebook y Twitter, generando una dependencia sicológica a estar constantemente en línea.

 

Ahora bien, no se trata de caer en el patrón hipocondríaco de creerse adicto sólo porque pasamos gran parte del día conectados: Internet se ha vuelto omnipresente, y pretender llevar una vida de «desconexión» es, para muchos de nosotros, simplemente impráctico. Del mismo modo que cualquier otra actividad, el uso de tecnologías sólo puede considerarse «adictivo» o «patológico» si interfiere en tu capacidad de llevar una vida normal y realizar otras actividades. Digamos, es razonable pensar que tienes un problema si tu primer impulso al ver que tu edificio está en llamas es tomar una fotografía y publicarla en Twitter, y luego evacuar el edificio.

 

Nota Final: Ya tengo mi cargador portátil, para coche, el de casa, saldo en mi Smartphone, lo llevo en su estuche, con cadena reforzada enganchada en la muñeca. Ok ahora si contesto tweets.

 

La nomofobia
La nomofobia

 

 

Por: Ricardo Morales
Project Manager CyMD

@randark2015
Comunicaciones y Marketing Digital. CYMD

Incrustaciones de Chips

Incrustaciones de Chips

Incrustaciones de Chips

 

¿Alguna vez imaginaste poder incrustarte un chip para hacer ciertas cosas?, hubo un caso en que una persona se incrusto un ipod shuffle en su muñeca. Si esto se puede porque no un chip que controle nuestro Smartphone. Esto es el principio, después podríamos controlar más dispositivos.

 

Robert J. Nelson es el pionero que cuenta cómo y por qué decidió que su mano debería ser un chip NFC para desbloquear su móvil. Aunque suene a locura, es muy interesante poder ver el proceso, componentes, operación y funcionalidad. Aunque de miedo, estoy seguro que en un futuro no muy lejano podremos ver cosas así a menudo.

 

El chip que decidió implantar dentro de su cuerpo, más concretamente en su mano derecha entre el pulgar e índice, era vendido sorprendentemente adaptado a tal curioso y ridículo menester. El kit incluye todo lo necesario y era fácil de comprar. Por unos $100 USD se incluía un chip de 13.56Mghz ISO14443A NFC de tipo 2 NTAG216 RFID encapsulado en un cilindro bio compatible de cristal de 2x12mm.

 

El chip por lo tanto era seguro de implantar y funcionaría a la perfección con los lectores/grabadores NFC habituales. Incluidos los que funcionan mediante USB y los incorporados en la mayoría de Smartphone actuales. Robert aclara que no tiene la intención de convertirse en un cyborg o nada del estilo, simplemente fue una acción derivada de su gran interés por la tecnología y la interconexión de todos los elementos entre sí. Él lo ve más como un wearable que como una transformación física, aunque sea un wearable bastante incómodo de quitar.

 

Pero para todo esto. ¿Qué es un NFC? NFC son las siglas en inglés de Near Field Communication (NFC), una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos a menos de 10cm. La aplicación más inmediata es que permite pasar un archivo (como una foto) de un móvil a otro. Pero va mucho más allá. Con NFC se puede pagar con el móvil y otras comodidades, que actualmente nos parecen futuristas, están al alcance de la mano. Una de las principales utilidades del NFC es que podemos programar nuestras propias estampas o stickers NFC, de manera que cuando toquemos el teléfono con ellas, realicen una acción. Por ejemplo, hacer un checkin en Forsquare, o programar la alarma.

 

Actualmente Robert está usando un Moto X 2013 con el chip programado para usarlo como método de desbloqueo de su Smartphone a través de la aplicación Smart Unlock. Un uso bastante curioso, aunque yo me quedo con el Touch ID e incluso el patrón de desbloqueo antes que dicha operación.

 

Nota Final: Cuando avance la tecnología no me extrañaría que la implantación de chips tuviese ventajas mucho más grandes que justifiquen de alguna forma su incorporación permanente a nuestro cuerpo, aunque la idea cause terror en muchos.

 

Incrustaciones de Chips
Incrustaciones de Chips

 

Por: Ricardo Morales
Project Manager CyMD

@randark2015
Comunicaciones y Marketing Digital. CYMD